jueves, 28 de septiembre de 2017

Vuelta al cole 2017 XD

¡Dejad paso, que aquí llego! ¡Al filo del cambio de mes, como siempre! Pero todavía es septiembre y por tanto todavía llego a tiempo para la foto obligatoria de septiembre de cada año: la foto de la vuelta al cole. Qué poco mola la vuelta al cole cuando te afecta a ti directamente y sin embargo cómo la idealizamos y qué divertida parece cuando solo es una excusa para jugar con tus muñecos-niños. Qué paradoja. Anyway: en septiembre del año pasado me propuse que el siguiente back to school incluiría más muñecos y más mochilas; he cumplido lo primero pero no lo segundo. Se me ha complicado el mes y no he tenido tiempo de fabricar mochilitas, y eso que me apetecía mucho probar este tutorial que parece prometer un resultado muy mono.

Para esta foto me permití imaginar que los tres jovencitos van al mismo cole (en sus historias canónicas esto no es así), y como naturalmente no tengo tres uniformes iguales, me ha tocado hacer apaños y montaje.



Daniele es el que va mejor vestido y más completito, y Miklós es el que va más tirao porque su familia tiene menos dinero que la de Daniele, pero también porque cuando hay presupuesto prefiere gastarlo en otras cosas XD Así que me hace gracia verlos tan in character.

Pensando en esta sesión recordé un apunte de mi antiguo cuaderno de planear muñecos en el que, hace AÑOS, escribí: "Imagínatelos a los tres con sus pantaloncitos cortos y calcetines hasta la rodilla, qué monooooos". Y hete aquí que tras trece años de hobby todavía no puedo equipar a tres muñecos a la vez con ese estilismo >.< Para ello me faltan más calcetines (fáciles de hacer) y otro par de pantalones (difíciles de hacer). Pero algún día haré la foto de los tres tal como los imaginaba *aquí emoji del brazo musculoso que denota esfuerzo*.

miércoles, 30 de agosto de 2017

Un deseíto cumplido + Los 25 Conjuntos #4

Por fin he hecho una cosa que quería hacer desde hace años: llevar un muñeco grande a la playa para tomarle fotos junto al mar. Para quien viva cerca de la costa quizá no será gran cosa, pero desde Madrid una no ve el mar tan a menudo, y verano tras verano me inhibía a la hora de añadir ese gran trasto que es una bolsa de transporte tamaño SD al habitual tetris del maletero de un coche cargado de bultos. Estas vacaciones he decidido que ya estaba bien de arrepentirme de no llevar los muñecos que quiero llevar a mis periodos de ocio.

Así que aquí tenemos al adorable Daniele paseando junto al Mediterráneo, y además me sirve como número 4 del Reto de Los 25 Conjuntos (R25C para los amigos). El traje es el "Striped Salopette Set" de Volks y es muy bonito, solo que, una vez más, no tengo zapatos adecuados y va descalciño por la arena como en la canción. En la web de Volks este conjunto llevaba una descripción muy poética, pero no la guardé y ahora parece que ya no lo venden. Era algo así como "Brisa soleada en el viento, con mi boina preferida, ¿a dónde iremos hoy?" - esas cosas que hace Volks, pero resultaba tan etéreo e infantil y veraniego :) De hecho Daniele es un muñeco muy conectado con el verano y con el mar, pero como mi desarrollo de personajes sucede NA MÁS QUE EN MI MENTE, eso solo lo sé yo.

Fotos marinas pare cerrar el verano, pues, y a por septiembre, que tendrá días muy bonitos pero es el mes más cruel (no abril como escribió el austríaco ese XD).












domingo, 30 de julio de 2017

El Reto de los Veinticinco Conjuntos, #2 y #3


Una entrada sencillita esta vez, que si quiero publicar en julio no me da tiempo a más. (No me explico cómo se me echa el tiempo encima casi siempre a pesar de escribir solo una vez al mes... de hecho me parece que hace muchísimo tiempo de la última entrada, la del Green Dolly Day). Dos conjuntos que sumar a aquel Reto random que me inventé en abril.

Esta primera foto la he publicado ya por todas partes, pero como me parecía que se perdía un poco entre otras cosas, la reitero aquí para subrayar que constituye el #2 del Reto de los Veinticinco Conjuntos TM.



Camiseta amor de Hogwarts, pantalones del mismo artesano y camisa de lino presiosa de otro fabricante, todo comprado en el Green Dolly Day. Los zapatos son de la línea de muñecos (de vinilo, no tipo BJDs) Kidz'n'Cats y hay que reconocer que son una caca además de demasiado grandes. Los Kidz'n'Cats tienen ropa chulísima, véase su web, pero creo que en los zapatos fallan.

El número 3 del Reto de los Veinticinco Etcétera, al que creo que a partir de ahora llamaré R25 para ahorrar tiempo (pero qué va, prefiero lo pomposo que suena entero), es muy distinto: es un muñeco especial con un traje especial, aunque esté mal que yo lo diga. Licht 2.0 es un Ken SD10 de Volks, del año catapún y con maquillaje original -muy lejos de la sofisticación de lo que se hace ahora, pero una pieza de coleccionista que me hace sentir muy afortunada de tenerlo en mis manos, y además, dammit, me parece TAN GUAPO. Lleva Illusion de DollHeart, lo único de esta marca que tengo y probablemente el conjunto de ropa de BJD más caro que he comprado nunca. (Los trajes de DollHeart son tan bonitos y tan caritos que hasta tienen nombre propio...). Recuerdo que se lo compré a Kat indicándole que Licht exigía esa ropa, que Licht era un caprichoso XD No se le ve el calzado pero juro que este sí es bonito y adecuado, unas botas negras estupendas (regalo de una amiga y artista de muñecas estupenda :3).


Así que en estos dos casos los conjuntos de ropa sí que fueron comprados especialmente para los muñecos que en estas fotos los llevan puestos, o para los personajes, porque cuando compré el traje de DollHeart Licht era otro molde, el Lucian de Dollndoll.

Pues hala, a por agosto :) No sé si he dicho ya que me encanta el verano :D :D :D


jueves, 15 de junio de 2017

Green Dolly Day Barcelona! :D

Con el mínimo retraso esperable en mí (menos de dos semanitas de nada, estoy orgullosa de mí misma) me dispongo a dejar registro de mi asistencia al Dolly Day del 3 de junio. Para empezar resumiré el evento de manera breve a la par que significativa:

MOLÓ MAZO MOLÓ MIIIIIIL.

Cuánto me alegro de haber ido, yo solita, como una campeona, como si fuera una adulta prácticamente, vamos XD Al principio me sentía un poco... ¿sola? ¿Fuera de lugar? Saludé a la gente de los stands que conocía, para empezar a Nanyalin, que hacía mucho que no la veía y quería darle un abrazo (y varios besos, creo que técnicamente abusé un poco de ella), pero tampoco puedes distraer ni acaparar a gente que está vendiendo y que tiene muchísimos más fans y grupies de los que ocuparse. Así que me di una vuelta por la sala, un poco aturdida y con ese inicio de ansiedad social que nos da a los tímidos cuando nos queremos hacer los fuertes pero sabemos que por dentro no lo somos :/ Había cosas adorables en los stands, eso sí, pero siempre me da cosilla acercarme demasiado y entrar en esa situación de "Miro a la artesana, le digo buenos días y sonrío porque me encantan sus piezas pero luego me voy sin comprar nada". Eso es una vieja impresión que me pasa en todas las ferias de artesanía y semejantes. Un año estuve firmando en la Feria del Libro y viví la misma impresión incómoda desde el otro lado, vamos, que es una situación de mierda lo mires por donde lo mires.

Pero todo se arregló cuando aparecieron Ryoko y su tropa y FUI MUY FELIZ. ¡Qué alegría reencontrar a los viejos amigos del hobby! Comí con ellos (muy bien por cierto) y ya me sentí acompañada, y por la tarde pude hablar otro poco con Nany y con Sakuli y me volví a Madrid la mar de contenta :D VIVA VOSOTROS, CHIC@S.

Y vamos a lo que vamos... HAUL:


Aparte de las tarjetitas -además de las que estaban en la bolsa de bienvenida, cogí algunas de stands que me interesaban y otras simplemente porque eran preciosas-, en el welcome pack había dos cosas que me hicieron especial ilusión: el recortable para montar una cajita de Blythe tamaño muñequil y ESAS PESTAÑAS. Necesitaba pestañas, no sabéis lo bien que me vienen. ¡Los globitos también me gustaron mucho! De mis compras, me permito llamar vuestra atención sobre esa camiseta de Hogwarts que llevaba el nombre de Kiyoaki, la de Adventure Time que Robin exigió que le comprara nada más verla (para ser un muñeco tan pequeño, Robin tiene una voz muy decidida XD), y esos cuernecitos y ojos para completar al Faunito, que ya era hora. Los shorts de tul rosa, que por cierto compré creyendo que eran un tutú (fail), son para las Animators de Disney, no es que vaya a travestir sistemáticamente a ninguno de los chicos BJD aunque a Miklós no le importaría.

Llevaba una cantidad razonable de dinero en metálico, en honor a la Agencia Tributaria que me acababa de devolver algo, y paré de gastar cuando vi que la cantidad menguaba -hice bien, porque todavía había que pagar la cena-. Pero me quedaron por comprar: un paraguas tamaño SD, que siempre he querido uno para hacer una sesión de fotos bajo la lluvia, y sobre todo UN FRIGOPIÉ (!!). Lo del Frigopié lo lamento un montón, tenía que haber comprado un par en cuanto los vi. Costaban un euro cada uno, creo, y es que veía a Kiyoaki y a Miki con esos helados ochenteros en la mano y pffff, mucho amor. Se me olvidó volver a por ellos a última hora. Es un poco problemático eso de comprar atrezzo que solo vas a usar en una sesión de fotos y que luego ocupa espacio en casa, pero los heladitos no ocupaban ni costaban el dinero que el paraguas. Me los tenía que haber llevado puestos. (¿Alguien me dibuja a Kiyo comiéndose un frigopié como consuelo? T.T)

La bolsa que llevaba y la camiseta que Robin exigió. Todo encaja :)


Cosas no entendí del evento:

-que no hubiera materiales básicos en venta. Esto lo comenté con Ryoko y con Álex, que también lo habían observado. Si un puesto llevara MSC, gomas de montaje, ganchos metálicos, kips, incluso pasteles o colores acrílicos... todo eso se vendería, todos los muñequeros vamos a necesitar materiales de mantenimiento tarde o temprano. Por no hablar de OJOS Y PELUCAS. De esto había algo, cierto, pero muy poco de tamaño SD. Mi lista de la compra era esencialmente de pelo y ojos para mis muñecos y, salvo los ojos negros para el faunito, no encontré nada. Mi lista de la compra se fue al garete y compré lo que me dio la gana.

Pero de lo del faunito no me quejo :D

-que Dollmore no hubiese llevado ropa sino solo muñecas para vender. En un encuentro así, seguramente muchos contábamos con encontrar algo de ropa, puesto que en su web siempre la han tenido, y digo yo que será más fácil para un vendedor contar con diez clientes dispuestos a hacer cada uno un gasto de 50 euros en ropa que con un solo cliente que suelte 500 pavos para una muñeca. Pero qué se yo de negocios, si soy funcionaria XD Eso sí, ver su muñeca grande era un lujazo, qué impresionante, qué sensación tan distinta dan del "típico" BJD que estamos acostumbradas a ver.

-que Doll Peddlar tuviera un montón de muñecas, graciosísimas, feúchas y extraordinariamente expresivas, todas tumbadas una al lado de otra en la mesa, como a montón, como si costaran veinte euros cada una, que no es el caso. La abundancia resta valor a las cosas, pero sobre todo esa especie de descuido, esa indiferencia, todas las pobres niñas allí dejadas sin más, sin protección apenas, con los maquillajes y la ropa al alcance de las manos del público... y se entiende que el público va a ser respetuoso, pero no sé, me dio bastante pena ver aquellas muñecas, que no podemos olvidar que son productos de lujo, expuestas de tan mala manera. No me gustó eso nada, la verdad. (No sé qué muñecas eran, a ver si las busco cuando tenga más tiempo. Eran cabezonas, con dientes prominentes e irregulares, como niños de parvulario que están cambiando sus dientes de leche, más majas...).

Cosas que eché de menos:

-La presencia de Audrey/MC, la presencia de Kat (Littel Rebel), la presencia de Marisol (Ris Ras). No sé cuántas veces le dije a Sakuli que las saludara de mi parte :3

-TENER UNA MUÑECA NIÑA, porque si tuviera una chica habría podido disfrutar más de los vestiditos y los complementos maravillosos, románticos, alegres, coloridos, que tanta gente vendía y que en un chico la mayoría de las veces simplemente does not compute  y me habría podido gastar mucho más dinero.  Voy a tener que poner remedio a eso, hace tiempo que lo pienso, que la ropa de chica se presta a todo tipo de fantasías más fácilmente que la de chico.

Hablando de chicas, creo que no debería verbalizar esto por si me conduce a nuevos caminos de coleccionismo que no me puedo permitir mucho, pero en este Dolly Day vi por primera vez algunas Middie Blythe en directo y me gustaron tanto como me habían gustado online T.T Ahora sueño con una Middie custom y eso no mola, porque encima para ese tamaño no hay ni de lejos tanta ropa como para las estándar.

Para ir acabando, foto de Kiyoaki con su camiseta de Hogwarts + camisa de lino (también le tenía muchas ganas a una desde hace años) + pantalón nuevo. Cada cosa se compró por su lado pero como en conjunto parece que funcionan, creo que puedo proclamar este estilismo como Número 2 del Reto de los 25 Conjuntos, hala. (Menos los zapatos, que son de Kidz'n'Cats y son feítos y grandes).

Necesito más zapatos. Pero tampoco había muchos de este tamaño allí.


Lo peor del día fue que se me rompió la cámara réflex definitivamente... tenía ya la pantalla rota porque se me cayó y se dio un golpe, pero las fotos las tomaba, hasta que esa mañana dejó de enfocar y minutos después dejó de reconocer la tarjeta. Así que estoy sin cámara "buena" y me da mucha rabia haberla roto, porque para los muñecos lo que puedo hacer con la compacta y con el móvil no es lo mismo, tal como resulta evidente en esta entrada. Me espera una temporada de meter filtros a saco Paco XD Además se me bloqueó el móvil y por eso no tengo ni una foto del evento propiamente dicho. No fue una gran jornada para la tecnología.

... Y este fue mi Dolly Day y, quitando los sobresaltos tecnológicos, espero que haya muchos más.

Uiiiiiiii :)







 

lunes, 29 de mayo de 2017

Licht el pirata

Nada hay más desesperadamente monótono que el mar, y ahora ya no me asombra la crueldad de los piratas.
-James Russell Lowell, poeta y diplomático estadounidense

La audacia de los bucaneros en el ataque, la paciencia con la que soportan todo tipo de esfuerzos y penalidades, su perseverancia aun frente a los más terribles reveses y su valor indómito suscitan nuestra admiración; podríamos llamarlos héroes, si la virtud no fuese indispensable para el auténtico heroísmo.
-F. González Suárez, Arzobispo de Quito, "Historia general de la República de Ecuador"

A merry life and a short one
-Bartholomew "Black Bart" Roberts (1682-1722)
 




Licht, cuyo verdadero nombre es Lukian von Rosenzweig, tiene bastante claro que su nombre pirata sería Dagger-Eye Rosenzweig. O quizá Ice-Eye. O incluso Steel-Eye. Los tres le gustan XD Personalmente los piratas nunca me han interesado tanto, pero encontré ese sombrero en una tienda de disfraces y no me pude resistir a la inspiración instantánea :D Ahora tengo ganas de ver Piratas del Caribe y esas cosas.



 

viernes, 21 de abril de 2017

Consumismo + El reto de los 25 conjuntos

En la entrada del mes pasado me dediqué a decir que necesitaba PARA YA tal y tal peluca y ojos y que me los iba a comprar y enseñarlos este mes y bla bla bla. Pues no me los he comprado, y me alegro de no haberlo hecho. Porque según publiqué aquella entrada empecé a rayarme un montón pensando que estaba contribuyendo a esa impresión molesta en el mejor de los casos, y desesperante en el peor, de que para poder "vivir el hobby" activamente en comunidad (o sea en la red) hay que estar comprando cosas nuevas todo el rato para enseñarlas, porque si no ¿qué vas a contar de/con tus muñecos?

MAL. Y es una especie de presión muy injusta a la que no quiero contribuir. Se pueden hacer muchas cosas con los BJDs sin comprarles accesorios cada semana, ni cada mes. Anda que no hay fotos que hacer, historias que escribir o que dibujar, y hasta salseos de casas de los que hablar XD No estoy diciendo que tenga nada de malo comprar una peluca y enseñar al mundo lo bien que le queda a tu pequeño/-a y lo feliz que te hace. Lo que me rayó de mí misma fue ese razonamiento de "me voy a comprar esto y así ya tengo solucionada la entrada del mes que viene" >.< Decía muy poco de mi capacidad imaginativa que no se me ocurriera otra cosa, cuando además solo escribo una vez al mes.

El caso es que en algún momento de las últimas semanas me he caído del guindo y me he dado cuenta de que, caray, el hobby que tantas alegrías nos da nació en Japón y, según dice todo el mundo, los japoneses son consumistas como ellos solos. (Obviemos el hecho de que las generalizaciones nunca son muy científicas y siempre van a ser problemáticas para alguien... en general XD). De manera que supongo que esta tendencia a que se fomente el comprar más y más es lo esperable. Pero hay algo bonito en ser capaz de recurrir a alternativas creativas (y más baratas) para poder seguir disfrutando de tus pequeños cuando estás fatal de dinero, por ejemplo.

Pensando en todo esto me acordé de que tenía ahí en el fondo de la memoria un proyectito, muy tonto, pero que quería hacer desde hace tiempo, y he decidido empezarlo al hilo de estas reflexiones tan farragosas sobre el consumismo. Lo llamaremos "El Reto de los Veinticinco Conjuntos", así, con bien de mayúsculas. Esto surge de una conversación con una amiga mía que me animaba a comprarme un vestido (tamaño humano XD), y que cuando le dije que comprarme ropa para mí me proporcionaba menos alegría que comprársela a los muñecos, me contestó que estaba más loca que los tres chiflados (no con estas palabras) y que seguro que mis muñecos ya tenían por lo menos veinticinco conjuntos de ropa completos. De esto puede hacer unos seis años, quizá más. En aquel momento me pregunté si realmente sería verdad y se me ocurrió empezar a hacer sistemáticamente fotos de los muñecos con la ropa que tenían, a ver si llegaba o no llegaba a sumar veinticinco conjuntos. Creo que entonces no habría llegado, pero me temo que ahora es posible que -sumando toda la ropa y no solo la verdaderamente especial y preciosa- sí que tenga MÁS de veinticinco looks para mis chicos. Madre mía. No tengo ninguna autoridad moral para predicar contra el consumismo >.<

Pues hala, aquí va el conjunto número 1. A ver a cuántos llegamos. Se lo he puesto a Daniele porque era quien estaba más a mano, y la ropa lo mismo, he fotografiado esto porque lo tenía por aquí en vez de en una caja en lo alto del armario. Me habría gustado fotografiar los conjuntos por orden cronológico, primero los que compré al principio de tener BJDs, pero dudo que lo haga porque es complicarse mucho y al final esto no son más que fotillos rápidas.


Este es un conjunto de ropa -con zapatos incluidos- de la colección de Kidz 'n' Cats que compré en Barcelona allá por ¿2010? A un SD le queda francamente regular, pero ¡es tan bonito! Los problemas son los habituales cuando pretendes poner ropa de muñecas "de jugar" a los BJDs grandes: que las mangas y el cuerpo quedan cortos. Además la camiseta es tan abierta que hace una especie de cuello barco raro para un chico. A pesar de todo, veo a Daniele adorable. Pero claro, cómo no lo voy a ver adorable, es Daniele. Habitualmente compro la ropa y los accesorios pensando en un muñeco en particular, pero esto no se lo destinaba a nadie en concreto. Más tarde descubrí que le queda muy bien a las Animators :)

Y para cerrar esta entrada tan llena de contradicciones internas, voy a confesar una dolorosa verdad: tampoco es que esté siendo el parangón de la austeridad y la virtud, porque la razón de que no haya comprado las cosas tan supuestamente urgentes que necesitaba para los chicos BJDs es que estoy reservando el presupuesto de ocio muñequil de este mes para ampliar el vestuario de mi Barbie XD Ella fue la que se interpuso en mi camino convenciéndome que de sus necesidades eran más urgentes que las de los chicos, porque voy a hacer un viaje y me la quiero llevar y hacerle fotos y obviamente tiene que ir bien vestida. Claro que lo que pueda gastar en playline de Mattel será bastante menos de lo que habría gastado en una peluca de mohair... si es que eso cuenta como virtud.

EDIT: Según escribía esto entré en el canal de Isartdolls en busca de un vídeo en el que creo recordar que hablaba de esto y no lo encontré, pero sí resulta que hay vídeo nuevo que también habla del consumismo en el hobby, mira tú por dónde.

EDIT #2: Pero cómo hablo tanto >.< Resumir nunca fue mi especialidad.

lunes, 27 de marzo de 2017

El desayuno + Cosas para ayer


 MIKLÓS: No podéis hacerme esto.



MIKLÓS: Leí en una entrevista a Plácido Domingo que madrugar es malísimo para la voz. 



 MIKLÓS: Jo, qué sueño >.<
KIYOAKI: Hala, hala.
DANIELE: Yum.


Miklós no es una persona matutina. Sale a mí. (Lo de la entrevista es verdad, aunque no recuerdo bien si era Plácido Domingo o Alfredo Kraus).

Los mini-croissants me los compró un amigo con todo su amor pensando que a Miklós le encantarían, así me lo dijo. Son nubes (o marshmallows, o como se diga en vuestra zona), y lo malo es que ahora me queda medio kilo y me los estoy comiendo sin darme cuenta. Ponga usted un extra de pura azúcar refinada en su vida, claro que sí.

En fin, pasando a otro tema, ya es marzo (de hecho es casi abril) y no quiero que avance más el año sin anotar algunas cosas que todavía necesito con urgencia para poder jugar a gusto con los pequeños. O sea, lo que vendría siendo una wishlist de lo que queremos para ayer:

-Ojos de cristal para Miklós, porque con los acrílicos me parece que no tiene nada de vida y no consigo que me mire directamente. A mí es que me gusta que mis muñecos me miren a los ojos, si no es que me están ocultando algo XD Después de darle muchas vueltas me he resignado a que tenga ojos marrones y ya está. (Pero los llamaré siempre "ojos castaños", que suena más elegante :P).

-Peluca de verdad para Licht. "De verdad" quiere decir que no sea un experimento casero ni se parezca en densidad y textura a un roedor muerto como la que tiene ahora.

-Peluca para Daniele. Me gustaría algo tipo fur que le dé un rollo más moderno, en vez de este aspecto de angelito victoriano que me lleva.

Las dos primeras cosas, que son las más urgentes, creo que las voy a pedir en abril a Bravot y a ver qué pasa. Bravot es un fabricante francés conocido sobre todo por sus pelucas para reproducciones de muñecas antiguas, así que los estilos que ofrece tienden a ser más bien rancios, pero tienen una que creo que puede ser bastante perfecta para Licht, quien por su parte está muy orgulloso de su estilo pasado de moda (él sí que aspira a parecerse a un ángel de postal victoriana). Y allí mismo tienen una mínima selección de ojos de cristal básicos que a lo mejor le van bien a Miki y a lo mejor no, pero son baratos y ya sabemos que comprar ojos sin verlos en mano es una lotería. Si no salen bien para Miklós, quizá le valgan al faunito, que no sé qué ojos ponerle. Y muy importante: Bravot está en Francia y por tanto no hay riesgo de aduanas :D

La idea de comprar un complemento de muñecos al mes, se entiende que de precio moderado, creo que está bien y voy a procurar seguir con ella. El cupo de marzo lo consumí a primeros de mes con un vestido primaveral para mí y este set de muebles de Ikea para Robin, mi Pure Neemo Yuuta. Le está un poco pequeño, pero la cama le vale y es todo tan monoooo (y tenía descuento para socios este mes). ¿Os he dicho ya qué maravillada estoy con el Pure Neemo? Es tan pequeño y tan portátil, no pesa un quintal, y ahora no hago más que pensar en lo guay que sería que los BJDs también tuvieran diecisiete pares de manos diferentes, con la expresividad que da eso a las fotos... T.T

Si no sufro ningún sobresalto económico, espero comprar peluca y ojos y que lleguen a tiempo para poder enseñarlos en la entrada de abril. Y mientras tanto, en este hemisferio empieza a haber flores y eso, así que ¡feliz primavera!

miércoles, 22 de febrero de 2017

Cómo incumplir tus buenos propósitos en tres sencillos pasos

Para este tutorial necesitaremos: un buen propósito, por ejemplo "tal como están las aduanas, no voy a hacer más compras fuera de Europa en un largo, largo tiempo".

Paso 1: emociónate mucho por algo incompatible con el propósito antes mencionado. En este caso, utilizaremos el boletín de novedades *solo disponibles por tiempo limitado* de Hobby Search.

Paso 2: con ayuda de la emoción acumulada en el paso 1, olvida por completo tu buen propósito inicial.

Paso 3: utiliza este momentáneo olvido para responder a la emoción del paso 1, por ejemplo, haciendo un pedido de ropita adorable de Azone Ex Cute a Hobby Search (con sede en Japón).

Y así incumplí mi primer propósito de este año antes de acabar enero. Aghrhghj.

Por suerte el pedido pasó el registro aduanero sin llamar la atención (supongo que gracias a que venía por SAL, El Envío Barato Para Los Que No Tienen Prisa TM) y llegó a mí sin tormentos arancelarios. Y ahora voy a poner por escrito el resto de las buenas intenciones de 2017 a ver si tienen más éxito. Como veis, hago mis propósitos en febrero porque enero no cuenta, lo usa una para aclimatarse al nuevo año XD Y porque en enero hablé de los regalos de navidad y con eso ya cumplí. En fin, ¿cómo me gustaría llevar el hobby este año? Pues me gustaría...

-Comprar un complemento de muñecos al mes. Más no, pero tampoco mucho menos. Creo que puede ser una manera gradual pero sistemática de ir completándolos. En enero no hay que comprar nada, porque han venido los Reyes y hay juguetes nuevos y la cuesta de enero, y la compra de febrero ha sido ese pedido de Azone del que hablaba al principio. A lo mejor para marzo pido una peluca de mohair de Bravot (¡Francia, Europa!) para Licht. Sin embargo, también pretendo pactar conmigo misma que el mes que compre algo para mí no compraré nada para ellos. Autocontrol y tal.

-Seguir escribiendo sobre los BJDs por aquí todos los meses, aunque sean entradas más sencillas, y a la vez...

-... hacer cosas (es decir, hacer fotos) también con los otros muñecos que se han abierto paso en mi corazón: Barbie, Pure Neemo, las Disney Animators, mis propios amigurumis. No sé si debería emigrar a Instagram, que parece que es donde está ahora todo el movimiento. Pero me da pena dejar Flickr, porque llevo mucho tiempo allí, y creo que no me daría la vida para llevar cuentas en los dos sitios. Ya pierdo demasiado tiempo online. Es un "perder tiempo" entre comillas, claro, porque también se aprende mucho, hay gente guay y es muy inspirador, pero quita tiempo para otras cosas.

-COSER. Quiero volver a coser algo. Hace años me ponía y lo hacía, no digo que me salieran obras maestras, pero a mí me valían, y de pronto ahora me parece difícil, dificilísimo, imposible. A ver si consigo hacer algo sencillito para Barbie, por lo menos (patrón), aunque también me gustaría coser para las Animators (patrón) y alguna cosa para los BJDs (tengo dos libros de patrones de Volks a los que saco poquísimo partido).

-Y una cosa que me apetece bastante es montar un calendario con mis fotillos muñequiles. Ya el de este año no, claro, pero podría ir haciéndolo para 2018 (¿es tentar al destino contar con que viviremos un año 2018?).

¿Y qué fue de los buenos propósitos de 2016? Los he ido a buscar en la entrada correspondiente y me he quedado la mar de satisfecha, porque eran seguir escribiendo una entrada al mes y seguir subiendo fotos, así que MÚ BIEN :D De hecho, este es el primer año que estoy contentilla con mis fotos en general, empiezo a ver que tengo algunas salvables entre la mierda. Aunque sigo necesitando que alguien me enseñe que el ISO no es solo un estándar de normalización internacional*

*chiste de bibliotecaria, ¿a que es hilarante? XD >.< 

Foto de Miki y Daniele as casual as it gets en la mesa del salón. A veces me hacen gracia este tipo de fotos en las que se ve el muñeco como muñeco, en su casa humana, fuera de escala, tal como los vemos los dueños cotidianamente. Como un adorno precioso :)



Postdata: el domingo oí en un Tiger del centro de Madrid, petado de turistas, a una chica italiana que llamaba a su amigo: el nombre del amigo era Daniele. Qué ilusión me hizo. Antes solo había leído que ese nombre existía (vamos, que "Daniel" era así en italiano), pero nunca se lo había oído a nadie. Qué facil es hacerme feliz XDhttp://www.georgettebravot.com/http://www.georgettebravot.com/

lunes, 23 de enero de 2017

Por haber sido buenos

Vale, confieso que esto se iba a titular "¿Qué te han traído los Reyes?" (o incluso, como diría mi abuela castizamente, "¿qué te han echao?"), pero ya estamos a finales de mes y me ha dado vergüenza, aunque el contenido sigue siendo ese. ¿Cómo iba a ser otro? En enero es fácil saber sobre qué escribir porque se escribe sobre propósitos de año nuevo o, si formas parte de los afortunados en cuyos países sigue siendo fiesta hasta el seis de enero, sobre los regalos de Reyes :D Me encantan los Reyes. ¿Que las navidades en familia son una fuente inagotable de tensión emocional y posibilidades de drama, fracaso y frustración? Desde luego. ¿Que me da una pena horrible que se acaben? También. Por eso compadezco a los habitantes de los lugares en los que las fiestas terminan con el Año Nuevo, y por eso me felicito de que en mi casa se celebren los Reyes y además se celebren bien: nos traen muchas más cosas que el otro señor barbudo ese de Laponia XD

Para asegurarme de que los Reyes no se equivocaban compré yo misma mis propios regalos, consistentes en adorable ropita de Volks para mis pequeños. Los compré en octubre, y dejadme que os diga una cosa: ADUANAS MAL, ADUANAS CACA. No pensé que fueran a parar un paquete pequeño y ligero, pero como, según he ido leyendo últimamente, esos payasos de mierda lo paran todo, está claro que esta es la última compra extraeuropea que haré en un largo, largo, largo tiempo. El caso es que al final el envío llegó a mis manos y día 6 apareció debajo del árbol. ¡Mirad mis reyes! ♥

Volks-toma-mi-dinero y un libro sesudo sobre el mundo de Harry Potter (regalo sorpresa familiar)
Los vaqueros los compré porque ya tenía un par, pero acampanados... lo malo es que creo que estos también tienen un poco de campana, así que fail (¿semi-fail?). Los KIPS (que no salen en la foto porque cuando la hice ya estaban instalados en el cuerpo)  no estoy segura de que me guste el efecto que hacen, esos miembros tan tiesos - son útiles para ayudar a mantener las poses y esa es la idea, pero impiden que el muñeco se acomode de manera natural en tus brazos cuando lo abrazas, que eso mola mucho de la resina; y además, si son grandes se ven porque sobresalen de la articulación, y si son pequeños amenazan con colarse por el canal de las gomas. Ergo semi-fail. Los calcetinitos son preciosos pero esán hechos de un tejido muy fino, como medias más que calcetines, y el motivo está simplemente impreso, no tejido de verdad con hilos de colores. Además es fácil hacer calcetines, con lo cual no sé si se justifica comprárselos a Volks. Fail.

PERO: lo demás ¡es tan bonito! A pesar de los fails y de las aduanas, estoy muy contenta con lo que me han traído los Reyes. O he sido muy buena o no se han enterado de lo contrario. He aquí a Licht con chaqueta de terciopelo negro y los calcetines/medias. No se ve pero la chaqueta está impresionantemente bien acabada y forrada con tela de flores... casi lo más bonito es el forro.

¡Hagamos fotos a un muñeco muy pálido vestido con ropa muy oscura en condiciones de luz cambiantes con nubes y claros! ¿Qué puede salir mal?


Y Kiyoaki de marineritoooo ♥ Puntillosoooooo ♥♥♥ Los botoncitos son de madera, la camiseta tiene un bolsillín de la misma tela que el lazo de la boina y las vueltas de los pantaloneeees ♥ Uiiiiiii [pava]

Cayendo de boca por cuarta vez en tres, dos, uno...

Jugando con Licht he comprobado una vez más que necesita una peluca que no parezca (ni sea) una masa gigante y compacta de ondas inamovibles, así que me lo apunto mentalmente en la lista de buenos propósitos y wishlist para este año. Supongo que la pondré por escrito en febrero. Por desgracia me acuerdo bastante bien de la de 2016 y sospecho que en ella ya figuraba lo de la peluca de Licht. Pero escribir lo que quieres y lo que te falta a principios de año es una tradición y la voy a cumplir... aunque sepa de antemano que lo más probable es que todo se quede en las intenciones.